NUESTRA PARROQUÍA

Nuestra Cultura

E n algunos de los grupos hispanos, se expresan los desacuerdos de manera muy fuerte y expresiva. En estos grupos, expresar desacuerdos y conflic-tos no equivale por lo general a división, enfren-tamiento u hostilidad, sino simplemente a una comuni-cación clara y directa que no guarda dentro amarguras, resentimientos ni rescoldos después de la discusión. Resulta a veces difícil no malentender esto, sobre todo en otros grupos que son mucho más indirectos en su confrontación podría ser ciertamente un motive de divi-sion.

Para la reflexión

¿Estoy convencido de que he sido alcanzado por Dios? En mis acciones diarias, ¿se refleja la alegría de estar con Dios? ¿Podrían otros saber que soy cristiano por mi manera alegre de vivir mi identidad como hijo de Dios? ¿De qué maneras puedo cultivar en mí mismo un cora-zón agradecido? ¿Qué dones, talentos, gracias y bendi-ciones he recibido en estos días? ¿Cómo las agradezco a Dios y a los demás?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *