Nuestra Parroquia

Nuestra Cultura

La cultura hispana no es muy le-galista. Prima, sobre la ley, la relación con las personas. No se trata tanto de cumplir leyes, cuanto de mantener la “familia” unida. Y la familia puede abarcar desde las relaciones sanguíneas, hasta vecinos y conocidos.

Para la reflexión

¿A qué libertad aspiro? ¿Reconozco mis propias atadu-ras a mis propias opiniones, posiciones, gustos u or-gullo? ¿De qué maneras me llama Dios a amar al pró-jim de una forma heroica y total, como Jesús ama?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *