Nuestra Parroquia

Nuestra Cultura

”A veces se da importancia a las personas por el rango que tienen o por su posición en la iglesia. Incluso a veces se pide a alguien que ore porque“a ti te escucha Dios…”. La verdad es que el valor de las oraciones no se mide por la importancia o san-tidad de la persona, sino por la verdad con la que se presentan ante el Señor.

Para la reflexión

¿Me siento a veces muy bueno y muy perfecto por-que cumplo las normas y voy a la iglesia? ¿Me con-sidero a veces superior a otras personas? ¿Niego el perdón a personas que me deben algo o me han ofendido? ¿Doy gracias a Dios por su misericordia y su amor que siempre están conmigo? ¿En qué mo-mentos siento la necesidad y la dependencia de Dios?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *